BRANKO BOJOVIĆ | PERÚ

1.- Por lo que sabemos de ti, ocupas mucho de tu tiempo trabajando en horario de oficina. ¿Cómo te organizas para dedicarle tanto tiempo a tu faceta musical y ser tan talentoso sin descuidar tu vida laboral?

B: No me organizo, la verdad es que nunca dejo de escuchar música; así trabaje, así no escuche música, mi cabeza piensa en música, no le dedico un tiempo determinado. Creo que encasillarla, en un momento específico, solo me generaría más ansiedad. Siento que en todos estos años he aprendido a vivir con mis responsabilidades y mi pasión.

2.- Tenemos una modalidad de grabación que no has experimentado anteriormente, ¿Verdad?. Cuéntanos ¿Cómo te sentiste antes y durante la grabación? ¿Qué expectativas tenías?

B: Si, es la primera vez que grabo en vivo. En general no estoy acostumbrado a guardar los momentos cuando toco, en mis inicios si grababa bastante y en cassettes, ahora me siento más condicionado o visto.

Antes de grabar me sentí nervioso, la sensación del tiempo se agudizó. En mi mente solo repasaba cómo debía hacerlo bien para mi y para el equipo de MIDI. Durante la grabación me costó encontrar rápidamente mi sitio, el silencio que había me hacía sentir estático. Me generó dificultad para expresar o transmitir, me sentí algo vulnerable. Sin embargo, me gustó, ya que valoro los desafíos, siempre me pregunto ¨¿De que me voy a arrepentir más?¨

3.- ¿Cómo describirías tu estilo musical? Sueles improvisar o pre-seleccionar tu material antes de un ‘gig’?

B: A pesar de haber estado relacionado con la música por ya un buen tiempo, aún me cuesta poder separar o identificar estilos. Creo que todos tienen algo de uno y de otro. Podría decir que mi estilo es un tanto monótono, la suma de muchos sonidos me distrae. Prefiero los ritmos más minimalistas y que te jalen. Antes de un gig selecciono mis discos dependiendo de la fiesta, del horario y del sitio, pero nunca armo un ‘tracklist’. Me gusta mezclar lo que siento en ese momento, lo que me despierta y a la vez lo que me desconecta.

4.- Tu acercamiento con los vinilos es evidente. ¿Cómo y de dónde nace esta pasión y cuáles consideras que son tus mejores discos?, los que nunca faltan.

B: Cuando tenía unos 5 años en la casa de mis abuelos, esa fue mi primera interacción con la música a un nivel visual y fue con un vinilo del soundtrack ¨El Retorno del Jedi¨. Cuando lo ví pensé que era un juego, pero la sorpresa fue que no lo era. Recuerdo que mi papá me explicó lo que era y cómo funcionaba, pero no lo entendí del todo, solo guarde esa sensación de sorpresa, de haber visto algo nuevo y ello aún está presente en mi.

Mis mejores discos son los que menos escucho, los que deseo tanto escucharlos que prefiero guardarlos para ciertos momentos. Hace poco me regalaron el disco de ‘Mosca Via vs The Isolations – We save the musical landscape’. Un vinilo del 2002, el cual nunca había escuchado. Pero solo bastó con darle play para volverlo uno de mis favoritos.

5.- Tienes un proyecto que desarrollas bajo el nombre de ‘Indeleble’. Coméntanos ¿qué es ‘Indeleble’ y qué objetivo tienes con esta creación?

B: Indeleble nació cuando estaba en el colegio, era el sello de los dibujos que hacía y mi ideal de moda. Luego, evolucionó y pasó a ser la firma oculta que me identificó junto con Daniel Kleffman, mi partner del inicio. El cual, tuvo muy buena acogida entre artistas que sigo: Richie Hawtin, Anthea, Oshana, Kashawar, entre otros. Sin embargo, decidimos tomar caminos diferentes y el concepto cambió. Ahora tiene un acercamiento más abstracto donde el único elemento recurrente es la estética, sea en su faceta sonora, visual o ambas.

6.- Como parte del público y siendo artista y parte de 4Beats Perú, ¿qué perspectiva tienes de la escena electrónica limeña en los últimos años?

B: Cómo audiencia veo que existe un mayor número de eventos y facilidad para acceder a este mundo, como conseguir entradas o vencer limitaciones de edad. Creo que el público en estos últimos años al igual que la música han cambiado, cada vez exige más y eso me gusta.

Desde las perspectiva del artista, siento que la escena crece a nivel de entusiastas y es bueno, pero creo que no existe una cultura marcada que se retroalimenta, no existe una demanda constante por nuestra música que trascienda la moda, no existe un mercado. La evidencia más clara que veo, es la falta de una tienda especializada que provea el material necesario; y creo que somos muy pocos los que realmente anhelamos tenerla.

7.- ¿Tienes algún material en este 2016? ¿Qué planes tienes para a tu carrera artística para lo que queda del año?

B: Actualmente a nivel musical solo tengo ideas claras, pero no aterrizadas. Considero que, como músico, nunca dejas de crear. Pero entiendo que es un proceso y lo tomo con tiempo. En cuanto a lo que espera del año, mi principal objetivo es seguir descubriendo nueva música y encontrarla donde sea menos evidente. Creo que un componente importante para la música es la inspiración y para ello conozco la mejor salida: viajar.

Share Button
Recientes